¿Dónde vive la iguana?

Se ha convertido con el paso de tiempo en uno de los reptiles más majestuosos del mundo animal y por lo general se encuentra de forma alejada a los humanos y demás animales, y en efecto, te estamos hablando de La iguana, una especie que le gusta habitar en lo alto de los copos de los árboles y generalmente habitan en selvas de sur américa y Centroamérica.

¿Dónde viven las iguanas?

Las iguanas son animales que desde que comienzan a desarrollar sus extremidades comienzan a practicar las escaladas de los árboles, gracias a las fuertes garras que se disponen en cada una de sus patas.

Estos animales se encuentran en gran medida distribuidos en las zonas selváticas de América del Sur y Centroamérica, gustan de ambientes donde la vegetación es excesiva pero además donde la temperatura resulte bastante cálida, de aquí radica el hecho de que las mismas se ubican en los árboles de las selvas o bien en manglares.

Son animales solitarios y sedentarios que por lo general tienden a movilizarse entre los árboles que le rodean pero sin salir más allá de la zona las iguanas también tienen preferencias a la soledad, por esto pasan solos la gran parte de su vida. Desarrollan la mayor parte de su vida en los árboles, desplazándose de uno a otro por medio de sus ramas.

¿Qué comen las iguanas?

Contrario a lo que puedas pensar por su aspecto salvaje, estos animales son herbívoros para la sorpresa de muchos; pese a que disponen de grandes garras y una mandíbula cargada de dientes afilados, todo lo cual indica la apariencia clásica de un depredador cazador, estos animales son todo lo contrario.

Las iguanas son animales extremadamente tranquilos que gustan alimentarse solamente de plantas, rara vez en condiciones extremas pueden consumir insectos, pero su prioridad es alimentarse de hojas de plantas y del fruto de los árboles, a los cuales tienen muy fácil acceso.

¿Cuánto pesan las iguanas?

Las iguanas desde que nacen presentan un peso bastante notorio, y sus crías llegan a pesar entre los 15 a 20 gramos. A lo largo de su desarrollo una iguana adulta puede llegar a pesar hasta los 20 kilos, existiendo diferencias entre las iguanas hembras y los machos.

¿Cuánto miden las iguanas?

La medida de las iguanas es una de las características más destacadas de esta especie, pues miden aproximadamente desde el extremo de su cabeza hasta el final de su cola, una longitud de dos (2) metros. Sin embargo, recientes descubrimientos de especies de iguanas verdes en zonas selváticas del Amazonas, ha permitido advertir iguanas de casi tres (3) metros.

¿Cómo se reproducen las iguanas?

Las iguanas son animales que presentan un ritual de apareamiento bastante peculiar, pese a que por lo general habitan en solitario, es cuando llega la época de apareamiento de las hembras cuando las iguanas macho comienzan la disputa por el territorio para poder aparearse.

El macho resulta dominante bien sea por haber ganado la disputa entre sus rivales o bien porque las hembras lo han seleccionado, y éste es un aspecto único de esta especie de reptiles, ya que el rito de apareamiento es llevado por un macho con diversas hembras.

El acto de copulación se lleva a cabo por medio de la subida del macho a la espalda de la hembra, quien sube un poco su parte anterior para que se puedan aparear, el macho con una de sus extremidades inferiores sostiene la cola de la hembra y de esta forma comienza el apareamiento. El ritual de acceso, suele durar entre los 30 minutos y la hora, durante el cual el macho puede mantener inmovilizada a la iguana, sosteniéndole el cuello con fuerza por medio de sus dientes.

Curiosidades de las iguanas.

  1. Las iguanas son animales que pueden tenerse como mascota pero solo por medio de la recreación de su hábitat natural, es decir, no pueden deambular libremente por la casa ya que deben mantenerse confinadas en grandes cajones de cristal que se llaman terrarios.
  2. Estos reptiles ameritan de la luz del sol dado que son de sangre fría, de aquí que les gusten los ambientes húmedos y cálidos, siendo estos necesarios para su crecimiento y desarrollo.
  3. Las iguanas son animales solitarios, pero los estudiosos de su comportamiento los han definido como uno de los animales más rutinarios, tanto así que las evaluaciones de campo han determinado que los mismos llevan a cabo una vida fundada en la misma actividad. Su rutina se reduce a pasar el día asoleándose, adquiriendo así del sol toda la energía necesaria para mantenerse y poder desarrollar su metabolismo interno; en las horas de la tarde se movilizan en busca de comida.
  4. Cuando llega el ocaso, las iguanas comienzan a buscar la rama más sólida y con mayor altitud del árbol para poder dormir, solo interrumpen esta rutina para aparearse o bien para huir de un depredador. De aquí viene el hecho de que las iguanas no resulten animales salvajes sino lo que ocurre es que al ser cambiadas de forma abrupta en su rutina, sufren de estrés y esto es algo que las induce a atacar por medio de su cola.